discurso paduan

En otro 30 de noviembre, estamos convocados como comunidad para conmemorar un nuevo aniversario de la gesta fundacional de Don Manuel Ocampo Samanes y sus amigos Alberto Donzel, Julio Andreu y Federico Barand; quienes fueron los responsables de llevar adelante una empresa que se convertiría en la primera colonia privada de lo que era, por entonces, el Territorio Nacional del Chaco.

 

Esa concepción empresarial marcó a fuego la historia de nuestra ciudad; hasta tal punto que podríamos afirmar que Villa Ocampo es hoy, y lo ha sido a lo largo de estos 139 años, lo que Ocampo Samanes y sus socios quisieron que fuéramos. Un espíritu emprendedor que nace de lo más profundo de nuestras convicciones y que se convierte en un permanente desafío a la adversidad.

Esa adversidad que muchas veces nos supera; pero que, lejos de desanimarnos, genera en nosotros la fuerza para impulsar nuevas ideas, para dar espacio a nuevos protagonistas, para no resignarnos a que el pasado nos invada, y para que sea el futuro nuestro motivante.

Por eso, si repasamos a grandes trazos nuestra historia vemos que al espíritu emprendedor de Don Manuel Ocampo Samanes, lo siguieron empresarios como Enrique Arana; Francisco Conti; Santiago Aranda y muchos otros que a lo largo de esta rica historia nos han dejado su impronta y con ello marcado un camino que hoy importantes emprendimientos con enorme futuro se están desarrollando por lo que nos garantizan la continuidad de aquel inicio lleno de ilusiones como hoy lo tenemos nosotros y al cual apostamos para darle continuidad al proceso de desarrollo que nuestra comunidad y comunidades vecinas lo vienen haciendo con gran esfuerzo y con el compromiso de muchos jóvenes que están apostando al futuro pensando que el crecimiento con desarrollo es un objetivo al cual hay que llegar con esfuerzo, ideas e inteligencia necesaria para concretar este fin que no es más que acercar el bienestar a toda una comunidad y porque no, de una región, donde su gente espera de sus empresarios el compromiso del arraigo a través de sus inversiones para poder mejorar nuestras vidas.

Debemos tener en cuenta el esfuerzo que han hecho todos aquellos emprendedores a lo largo de la historia para dejarnos una ciudad marcada por los vaivenes de las crisis de las cuales se ha salido exitosamente y que en la actualidad estamos remontando una más de aquellas apuestas y seguro que en el corto plazo estaremos viendo resultados positivos en lo que al desarrollo nos referimos. Contamos, decía, con un enorme potencial de recursos humanos, entre ellos muchos jóvenes que están apostando a la actividad productiva y que a través de la creación de instituciones con orientación a un proceso de innovación tecnológica nos va a acercar al objetivo buscado.

En este sentido hemos acompañado hace un par de días a un empresario local a recibir de parte del gobernador y su ministro de ciencia y tecnología un reconocimiento por el aporte hecho en innovación productiva a uno de los productos que en esa empresa se está desarrollando, y como eso, tenemos varios emprendimientos en desarrollo que apuestan a esa meta tecnológica que nos permitirá la transformación que los tiempos actuales nos exige para un crecimiento sustentable y de esa forma recordar la  generación del ’60, donde jóvenes emprendedores convirtieron a Villa Ocampo en ciudad, la modernizaron, y dieron vida a emprendimientos como COTELVO Servicios, aeroclub y otras importantes instituciones que aportaron para  seguir marcando caminos hacia la prosperidad de nuestra gente.-

Es por ello que hoy apostamos a hombres y  mujeres que nos seguirán marcando un camino, pero también una obligación para este presente y para las generaciones venideras de ser capaces para levantarnos ante cada tropiezo; de superar ciclos agotados; de generar, impulsar y sostener nuevos emprendimientos como este  importante grupo de jóvenes lo están haciendo hoy; de sentirnos partes de una comunidad; de darnos la mano; de saber que tenemos un mismo destino; y que si lo construimos juntos, siempre será mejor.

En este 139 Aniversario de la ciudad, invito a mi comunidad a reflexionar sobre lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser. A darnos cuenta que llegamos a este momento histórico con una trayectoria marcada por éxitos y fracasos; pero detrás de ellos, siempre estuvieron aquellos que no se resistieron a los desafíos y que apostaron al crecimiento de la comunidad, aún a costa de perder todo su capital personal.

Afortunados somos de tenerlos como referencia; son el fiel reflejo del camino que nos marcó nuestro Fundador, y son los motivadores que nos impulsan a buscar siempre nuevas alternativas para que Villa Ocampo mantenga un crecimiento permanente para construir una “Ciudad integrada, desarrollista y por lo tanto Progresista acá en este Norte Santafesino”.

¡Feliz Cumpleaños comunidad ocampense!

Rss

Volver